¿Eres agente de cambio?

¿Eres agente de cambio?

Prevención en las fiestas infantiles

cambio climático contaminación tortuga plásticos nariz
Foto: México Ambiental

Empecemos a marcar la diferencia…

Es muy común encontrar fotos en facebook, instagram y nuestro whatsapp… Animales que son perjudicados por nuestro descuido e indiferencia con el uso de los plásticos.

Hay una tortuguita que se ha convertido en un ícono del rechazo al uso del plástico.

Es que estamos siendo totalmente descuidados e insensibles por lo que tiramos o simplemente; “el mar se llevó la botella vacía de agua”, o “se voló la bolsa donde traíamos comida”, etc, etc, etc. No ponemos cuidado. Permitimos que esas cosas sucedan… Y si nosotros estuviéramos como los delfines enrollados en redes de pescadores, o patitos con sus patas atrapadas en los plásticos que forman un six pack… no se pueden mover con naturalidad, al punto que su vida corre peligro porque ya no se pueden defender de su cautiverio o depredadores.

Hemos estado dependiendo de los plásticos por muchas décadas, había sido éste un gran invento. Llega el momento del abuso y el mal uso del mismo. Esto es lo que crea el problema.

Revisemos en casa que es todo lo que tenemos de plástico y que podríamos cambiar para ir retomando una vía alterna para hacer una regresión que va a hacer un cambio para todos, incluyendo a los delfines y patitos que mencionamos antes.

Resultado de imagen para reducir
Foto: Divertina, España

Cambiemos las bolsas de la compra por unas de tela. Son más duraderas, lavables y aguantadoras del peso que llevamos; en vez de poner doble bolsa plástica y usar dos, cuatro las que parecieran necesarias pero que no son necesarias. Como actividad familiar podemos hacer bolsas de trozos de tela que sobró de algún otro proyecto y permitir a los niños que se inspien y dibujen en ellas lo que representa este cambio, felicidad, bienestar para animales, mejora del medio ambiente… hay tantas razones…

Si no somos personas de costura, se están vendiendo bolsas las cuales son duraderas y que realmente sustituyen a las plásticas desechables.

Pero el tema no se queda allí, hay más. Los utensilios que se utilizan en el hogar, las tiendas para despachar productos como verduras y frutas; así como las diversas carnes. Es hora de evitar las bandejas de duroport envueltas en plásticos y bolsas… totalmente aberrante solo de pensar lo que eso conlleva…

Renovemos por otras formas de mejor opción de materiales y que funcione, que llene el propósito comercial; que se proteja el producto y se vea bien. Somos inteligentes, podemos lograr buenas opciones.

Está la cerámica que nació al mundo y al servicio de todo y de todos. Las primeras civilizaciones adoptaron el barro para contenedores, vasijas, utensilios para comer y tomar. Hemos dicho que el plástico era ideal para los niños, porque es irrompible… pero nuestros abuelos y bisabuelos aprendieron a tomar en vasos de vidrio, cerámica, y de alguna forma lo lograron sin terminar con toda la vajilla. ¿Por qué nuestros niños no pueden? Claro que podrían si les damos la oportunidad y la responsabilidad poco a poco de tener el cuidado necesario. Es posible que necesiten sentarse a la mesa adecuadamente en vez de la mesita débil frente al televisor. O sea, hay mucho más que el material del que está hecho un vaso o un plato para niños. Está nuestra disponibilidad para enseñar a nuestros niños con calma y paciencia, sin proyectar nuestro estrés y prisa por la vida actual para que con paz y seguridad se den cuenta de su gran capacidad de lograr lo que no les hemos querido confiar por nuestras propias razones y o debilidades.

Image may contain: people sitting, table and text
Centro de mesa realizado con piezas de vajilla de la familia.

Tenemos la madera que una vez trabajada adecuadamente, es eterna y hermosa. Esta se presta perfectamente para utensilios para el uso de mesa. Solo un pequeño ejemplo… En vez de tener una ensaladera plástica o varias de diferentes tamaños y colores; adquiramos una, que sirva para todas las ensaladas… y es “la ensaladera” que será recordada por generaciones y podría contar anécdotas de todo tipo lo cual le da valor así como a las personas que comieron al rededor de ésta.

Tenemos la batalla contra las pajillas, popotes, pitillos, como le quieran llamar… parece que hubiésemos nacido con una instalada en la boca… ¿Desde cuándo no podemos tomarnos una gaseosa, una horchata y un cocktelito sin una pajilla? Nos han creado necesidades innecesarias. Retomemos, no es que retrocedamos, no; es volver a tener lo necesario y la comodidad necesaria; sin repercusiones negativas.

Cada producto plástico que utilizamos y que generalmente lo desechamos con un solo uso; lleva un proceso tal que utiliza más agua que una hortaliza que nos alimenta, más elementos químicos de los que tolera un cuerpo humano y electricidad que muchas áreas marginadas desearían para poder tener un par de focos que les ilumine un camino seguro para cuando van a casa por las noches. Hay productos en los que es inevitable, por higiene, seguridad, etc. Pero, puedes utilizar plásticos ya reciclados o que sean de tipo reciclable. 

No solo es dejar de consumir y cuidar el destino de los plásticos, es la producción y consumo de estos objetos que desde un principio son una amenaza para todo ser viviente. 

Reducir es vital, ¿Sabías que una persona en promedio genera 1206 libras de basura al año?  Revista MIA preparó 15 formas de reducir tu cantidad de basura. Te recomendamos leer esos consejos. Nosotros seguimos varios y hemos reducido nuestra basura en un 50%. ¡Es impresionante! 

Resultado de imagen para reducir
Foto: MIA

No es para que nos olvidemos de los plásticos, no creo que sea necesario… pero verdaderamente importante: limitar su producción y uso sustituyéndolo por materiales naturales de origen natural que funcionan de maravilla y además son más hermosos, artísticamente atractivos y decoran nuestros días con sus formas y colores.

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Enviar
Share on print
Imprimir