1 de noviembre en Guatemala

¿Qué celebramos el 1 de noviembre?

El 1 de noviembre de cada año se celebra en Guatemala el Día de Todos los Santos. Día de asueto nacional.

¿Qué se hace este día?

Este día la gente va a “enflorar” las tumbas de sus muertos y hacerles la visita. Los cementerios se visten de fiesta con flores, coronas, arreglos de muchos colores. Algunos otros decoran las tumbas con flecos o banderines de papel de china de colores. Las familias se pasan casi todo el día en el cementerio así que llevan comida para el almuerzo.

Foto : Prensa Libre

La historia del banquete

La comida oficial del 1 de noviembre por excelencia es el fiambre. Es una especie de gran ensalada. Consiste en una gran variedad de verduras, legumbres, carnes, quesos, muchas cosas más.

La historia cuenta que el origen de este platillo tan tradicional, característico y especial de esta época; se dio por necesidad en un convento en Antigua Guatemala. Las monjas del convento habían estado celebrando el Día de Todos los Santos; que lo celebra la religión Católica.

Días después de la celebración, llegó un visitante, a quien no esperaban, pero era importante. Se pusieron realmente nerviosas porque no tenían suficiente comida para hacerle una cena apropiada por lo que decidieron usar su creatividad. Juntaron toda la comida que les había quedado de los otros días de celebración; verduras, papas, vegetales, carnes y quesos. Todo lo que encontraron lo pusieron junto como una gran ensalada. El sacerdote visitante, quedó sorprendido ante tan delicioso manjar. Fue ideal que todo lo que tenían era cocido y con un aliño fresco avinagrado, lo cual conservaba los alimentos en perfecto estado. Esta es una de las razones por las que ha tenido tanto éxito este plato, porque los que van de paseo, visita al cementerio a ver sus difuntos así como las familias que se reúnen a la mesa de la tradición bien pasada por la abuela, cocinan y curten con tiempo para que el día de la celebración todo esté listo. Esto permite viajar o preparase para recibir y compartir con toda la familia.

Viendo se aprende… y así es como se ha transmitido esta tradición culinaria: viendo, participando activamente y siguiendo las estrictas instrucciones de quien dejaba este legado, las abuelas.

Cada familia tiene su sazón específica, pero todos los fiambres son básicamente lo mismo… Sea rojo, rosado o blanco. Esto significa si se le pone mucha, poca o ninguna remolacha para que tiña dando el color a todas las verduras y vegetales que componen este plato.

Es así como nació

Foto: Guatemala.com

nuestro tradicional y delicioso fiambre. Con el tiempo se ha ido modificando, pero realmente muy poco porque las instrucciones siempre eran muy precisas.

La «receta»

Foto de torreja: Euda Morales

Forma de picar, forma de sancochar para encurtir con el aliño o caldillo que sale de vinagre, hierbas y especias aromáticas como el tomillo y laurel; y hay personas que utilizan el agua donde se coce el pollo y la carne de res, el agua de los vegetales enlatados… Toda la verdura se baña con este caldillo y se revuelve varias veces durante el día para que todo vaya curtiéndose y tomando tan especial sabor.

El Fiambre lleva muchos ingredientes, zanahorias, ejotes, arvejas, bruselas, palmito, repollo picadito fino, frijoles rojos y blancos, garbanzos, pacayas precocidas en varias aguas, papa, habas, cebollita mini encurtida, rabanitos para decorar y muchos más.

Dentro de las carnes, pollo cortado y deshebrado así como la carne de res cocida. Puede ponerle lengua de res salitrada en tiritas, todo tipo de butifarras, longanizas, chorizos, jamones y quesos frescos y procesados. Puede, si es de su agrado; ponerle trocitos de macarela o sardinas, o pescado de su gusto que usted haya cocido. No puede faltar los huevos duros. En rodajas o el corte de su gusto, decorando; así como se le puede espolvorear un poquito de queso seco por encima como adorno.

El fiambre se puede acompañar de arroz blanco o pan y un chorrito de aceite de oliva por encima.

Es una experiencia única. A la que le siguen los dulces.

Los postres

Foto: Cocina Y Aprende

El ayote cocido con su cáscara, en pimientas y panela (tapa). Los garbanzos en dulce. Los molletes con su almíbar con un toque de anís. Los jocotes tronadores porque la cáscara es dura y al morderlos suenan y sale la carnaza perfectamente cocida con panela y especias. Estos jocotes tienen varios nombres pero me encanta lo de tronadores porque representan muy bien la experiencia al comerlos y rondar la pepita entre la boca y volverlos a mojar con más mielita… Gustito muy especial que se disfruta en lo que se alarga la tertulia de sobremesa familiar.

¿Quieres preparar ayote? Aquí la receta gracias a Cocina y Comparte

¿Por que hablar tanto del fiambre?

Simplemente porque es el protagonista de la celebración del Día de los Muertos, el 1 de noviembre, así como el Día de los Difuntos el 2 de noviembre. En ambos días se come como que no lo vamos a comer en todo un año, hasta el próximo día 1 de noviembre ¡si Dios nos lo permite!

Otras actividades

Gif: Guatemala.com

Los barriletes… otra de las actividades pero no menos importante este día. Se elevan barriletes (papalotes o cometas) gigantes y pequeños. Se dice que los barriletes van a ser la unión entre los muertos y los vivos este día. Muchas personas acostumbran poner notitas pequeñitas o enviarles mensajes los cuales llegarán de la tierra al cielo por medio de los barriletes.

Los niños aprovechan el viento típico de noviembre para mientras están en el cementerio entretenerse un poco. Pero los expertos en barriletes gigantes buscan la cima de cerros o montañas para elevar sus extraordinarias piezas de arte desde allí. Cabalmente en Sumpango y Santiago, ambos en el departamento de Sacatepéquez. Estos lugares no quedan muy lejos de la capital por lo que mucha gente se hace presente.

A group of men raise a ‘barrilete’, a giant kite, during the All Saints day celebration in Sumpango, Guatemala in 2012. (Saul Martinez/EFE/ZUMAPRESS.com)

Los cementerios de estos poblados quedan en una colina así que allí es donde ya desde hace muchos, muchos años, se calcula que hasta 100 años, existe esta costumbre maravillosa de elevar grandes barriletes lo que ha llevado a que ahora sean gigantes entre 17 y 19 metros de diámetro y se haga una exhibición y concurso. Los barriletes en su hechura utilizan cañas para la estructura y todo lo demás es exclusivamente papel de china. El decorado tiene sentido y expresa la cultura y tradiciones de esta celebración. Como mencioné anteriormente; son maravillosas obras de arte.

¡De nada serviría que los barriletes sean gigantes y hermosísimos si no se elevan! Los expertos y ancianos ponen todo su conocimiento y estrategia para que estos se eleven y glorifiquen a sus muertos así como el cielo de Guatemala.

Foto: Aprende Guatemala.com

Fiesta patronal

Y por último, pero no menos importante y atractiva, la actividad que se lleva a cabo en Todos Santos, Huehuetenango. En las altas montañas del occidente del país. En el área de las montañas de los Cuchumatanes.

En Todos Santos, Huehuetenango el 1 de noviembre se celebra su fiesta patronal. La localidad lleva el nombre del día en su honor.

La Carrera de Las Animas

Se cuenta que los criollos de una finca no creían que las personas del pueblo eran capaces de domar o montar caballos y no se los permitían. En rebeldía, un 1 de noviembre, se dispusieron demostrarles a los vecinos que sí podían con los caballos y crearon la carrera de las Animas conocida como la carrera de las cintas o juego de gallos.

Foto: Municipalidad de Masagua

Es tradición que para esta celebración, el día previo, hacen fiesta con marimba, licor y comida lo que hace que los que van a la carrera al otro día están ebrios. Es una celebración de despedida porque no saben si van a regresar con vida.

Una celebración más que representa a nuestro país, le da valor de cultura propia; identidad y tradición social y familiar.

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Enviar
Share on print
Imprimir